Madrid desplegó amplio dispositivo de seguridad para final de Champions League

Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

La final de la Champions League, prevista para el sábado entre Liverpool y Tottenham  en Madrid, provocará un amplio despliegue de seguridad con más de 4.200 agentes de policía, según informaron las autoridades españolas.

“Está declarado como un partido de alto riesgo, y eso, unido con la situación de alerta antiterrorista, supone haber establecido un importante dispositivo de seguridad”, explicó en rueda de prensa la delegada del Gobierno en Madrid, María Paz García.

España se encuentra desde junio de 2015 en el nivel, 4 sobre 5, de alerta terrorista, considerado de “riesgo alto”, lo que implica una movilización de agentes para reforzar la vigilancia callejera o la protección de puntos sensibles, así como un incremento de las tareas para conseguir información sobre posibles sospechosos.

A esta circunstancia se une la celebración la final de la Champions League, que se celebrará en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid, con capacidad para 67.800 personas.

Según los cálculos de las autoridades madrileñas, el partido atraerá a 34.000 aficionados ingleses con entrada y a un número indeterminado de personas que se acercará a la capital española siguiendo a sus equipos pese a no tener boleto para presenciar el encuentro en directo.

Además de los flujos de ciudadanos procedentes del Reino Unido, las autoridades españolas también esperan un gran número desplazamientos internos por parte de la colonia británica residente en España, especialmente grande en zonas de costa de Andalucía o la Comunidad Valenciana, así como en las Islas Canarias y las Islas Baleares.

Esto implicará un refuerzo de la seguridad en las infraestructuras de transporte a nivel interior.

“El dispositivo no implica un refuerzo en la ciudad de Madrid, sino en todo el territorio nacional”, resaltó María Paz García.

Según la delegación de Gobierno, el despliegue incluirá a 4.200 agentes de la Policía Nacional, a los que hay que sumar efectivos de la Guardia Civil y de diferentes cuerpos de Policía Local, además de un gran número profesionales sanitarios y de emergencias.

El dispositivo se puso en marcha desde pasado martes, cuatro días antes de la final, para empezar a gestionar la llegada de visitantes.

El día del partido, las aficiones de ambos equipos estarán separadas en dos “Fan zone” en las que, para intentar evitar problemas, se dejará de vender alcohol cuatro horas antes del arranque del encuentro. (Sputnik)

Le puede interesar: 

Chelsea se proclamó campeón de la Liga de Europa de la UEFA 2019

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *