Balance agridulce para los equipos vallecaucanos en los octavos de final de la Copa Águila

Los dirigidos por Lucas Pusineri esperan por el rival que saldrá de la llave entre Junior de Barranquilla y Atlético Bucaramanga.

Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

Ayer hacia las 3:30 p.m. el Deportivo Cali salía a la cancha del estadio Erwin O’neil de San Andrés a ratificar su paso a la siguiente ronda de la Copa Águila. Bajo el fuerte sol de la isla, el conjunto azucarero imponía condiciones pero solo hasta el minuto 77 del encuentro fue que se abrió el marcador, luego de que el volante Christian Rivera impactara un remate desde fuera del área con su pierna derecha y venciera al portero Kléiber Díaz. De esta manera, el elenco verdiblanco aseguró su cupo a cuartos de final de la Copa.

Por otra parte, en el Estadio Olímpico Pascual Guerrero a las 6:00 p.m. América recibía al ‘blanco blanco’ de Manizales con la consigna de remontar el marcador 2-1 del partido de ida. Desde el inicio el conjunto americano lució desconcentrado y con pocos visos de buen fútbol y fantasía lo que dificultaba la apertura del marcador y con ello imponer condiciones en el encuentro. Así pues, esa fue la constante durante los 90 minutos, pues el equipo visitante logró adueñarse del balón y generar riesgo a pesar de quedarse con 10 hombres en el segundo tiempo.

Los hinchas escarlatas salieron preocupados ante los últimos dos resultados negativos y desde ya ponen en duda la continuidad del estratega Alexandre Guimaraes, quien no convence con sus planteamientos tácticos y con los cambios realizados en el desarrollo de los partidos.

Le puede interesar:

Cabal y Farah clasificaron a torneo en Londres, tras imponerse en Cincinnati

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *