El drama que vive exfutbolista del América por diagnóstico de penosa enfermedad

Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

Un drama vive la futbolista Thelma Sofía Montaño, jugadora venezolana que estuvo en América y ahora se encuentra en grave estado de salud luego de ser diagnosticada con con lupus eritematoso sistémico. La joven clama por la solidaridad de sus colegas.

Telma Sofía Montaño nació en San Cristóbal Venezuela en 1997,  hija de padres colombianos, inició su carrera en el fútbol a los 10 años, donde siempre llevó el número cuatro, su posición dentro del campo era la defensa central.

En el 2014 su sueño empezaba a tomar forma cuando fue llamada la selección de su país pero justo ese mismo año el destino le tenía preparado una sorpresa. Thelma en medio de unos exámenes médicos fue diagnosticada con lupus eritematoso sistémico, una enfermedad que empezó atacar sus órganos vitales.  Esta situación afectó por completo las aspiraciones de esta joven deportista que justo ese mismo año también había firmado contrato con el América de Cali.

“La adaptación fue muy dura porque tuve que cambiar radicalmente todo. De ser una persona activa muy competidora y entrenando, tuve que cambiar mi alimentación. Tampoco puedo salir cuando hace mucho sol, si salgo tengo que salir con suéter, gorra y usar protector solar. Ya no puedo salir de noche porque el sereno me afecta, trasnochar me afecta, tengo que venirme temprano descansar”, manifestó Thelma.

“Ya muchas cosas han cambiado mi vida pero ya con el pasar de los años me he adaptado un poco, pero aún no me acostumbro”, agregó la exfutbolista.

Las esperanzas de estar bien y de volver a jugar fútbol nunca han muerto. En este proceso en el cual lleva más de 5 años ha perdido cerca de 15 kilos y hoy está pidiendo ayuda económica para poder viajar a España y empezar un tratamiento que prolonguen la diálisis y además dé tiempo para un trasplante de riñones.

“Agradecería que me puedan ayudar de corazón, es una esperanza que tengo con mi familia y no quisiera dejarla pasar. No quisiera depender tampoco una máquina para poder estar bien, ni estar asistiendo tres veces a la semana a un hospital para estar bien.No quiero pasar por eso todavía, siento que todavía estoy joven”, concluyó la mujer.

Con nostalgia recuerda su corto recorrido por el fútbol femenino y no entiende por qué sus defensas atacan sus órganos vitales y tampoco por qué una enfermedad  llegó a la puerta de su vida justo cuando la gloria y los sueños también estaban haciendo fila.

Lea también:

Liga Vallecaucana de Béisbol desmiente supuestas pruebas para llevar jóvenes a Estados Unidos

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *